Sobre “Instrucciones para John Howel” y el espacio onírico

                                                                          Lilia Avalos

“Pensándolo después —en la calle, en un tren, cruzando campos— todo eso hubiera parecido absurdo, pero un teatro no es más que un pacto con el absurdo, su ejercicio eficaz y lujoso”. Comienza así el cuento de Cortázar “Instrucciones para John Howell”, y desde aquí el escritor le da pistas al lector sobre la naturaleza del escrito, ya que conforme se avanza en la lectura, resulta evidente el sazón de absurdo, imaginario e irreal que rodea a la obra.

Dentro de las alteraciones del tiempo y del espacio, “Instrucciones para John Howell” tiene la peculiaridad de que la narración comienza con el final de la historia narrada. Además, los acontecimientos que se describen a continuación parecieran a simple vista una serie de afirmaciones inconexas. Pero conforme la escritura se va desarrollando, el lector se encuentra en libertad de aceptar como verdad que Rice, protagonista de la historia, es “obligado amablemente” a improvisar el papel de Howell en una obra de teatro en la que en un principio era espectador, o bien, creer que ha imaginado todo. Sin embargo, el lector también puede o no creer que la muerte de Ruth, compañera de escena de Howell, fue real, o imaginación de Rice, o parte de la escenificación. Y de igual manera, el lector puede creer o no que Rice es corrido de la obra de teatro en el tercer acto para después encontrarse con quien realizó el papel de Howell en el cuarto acto. Al final, el lector se encuentra con todas las pistas necesarias para armar su propia historia, misma que, para ser congruente, habrá de recurrir al espacio de lo onírico y lo imaginario. Además, Rice se emborracha dentro de la historia, por tanto, ¿quién puede asegurarnos que  todo lo suscitado no es más que una deleitable fantasía etílica? O mejor aún, ¿por qué habremos de realizar un acomodo congruente de los hechos de la historia, si es el mismo Rice, quien nos cuenta la historia, el primero en dudar de la veracidad de lo contado?

En “Instrucciones para John Howell”, Cortázar transporta al lector al mundo de lo fantástico, pues le deja la libertad de acceder a la historia contada por medio del camino que prefiera seguir, pues tiene como principal objetivo el deleite estético de la obra.

Anuncios

11 comentarios

  1. Como siempre me siento como en un teatro no sé si aplaudir, reirme, hacer una caravana o pedir que me devuelvan la entrada…

  2. Lilia, muy buen escrito. Por supuesto, dicen que cada quien, en este mundo tan diverso y al instante clasicista, vive su propia realidad, un relato que avanza e melodía impúdica de deterioro, absorción, freno, vergüenza, recato, miseria y fantasía discontinua…
    Dicen, también, que la realidad es subjetiva, y la irrealidad necesaria.
    Te felicito, me gusto. A ver que día con una de vino tinto me explicas tu realidad y yo la mía… nos volveremos locos.

  3. ¡¡Juanjo!! Muy interesante tu blog. Sabes que lo que escribes siempre me remueve algo dentro, y me da mucho gusto que tus textos llegen a las masas, te lo mereces. Que el tinto no pase de semana santa, nos lo debemos.
    Hasta entonces, Habichuela.
    Lilia Óvulos.

  4. me parece importante recordar a TRAvéz de textos como este que si es verdad que existen realidades alternas no debemos olvidar que esta, la nuestra, es tan solo una más y que es igualmente aleatorea como las otras.

  5. Oh, sí, Alex, fue precisamente por lo que comentas que el cuento me encantó.

  6. Hoy ando más irreal que de costumbre en este escenario.

    No aparecen los emoticones en mi web, por eso la cara de aquí al lado no es muy amigable que digamos, pero igual sale al azar (como todo el mundo).

  7. Oh, sí, Roque, ¿cómo lidiar con el azar? Al final uno siempre termina jugando su juego; el del orden del caos.

  8. Ni tan al azar eh… viendo bien los emoticons como que si se parecen!
    jejejejeje

  9. valga el azar o el orden del caos para tener una cara cibernética… ni modo.

  10. Excelente guía de lectura. Gracias por compartirla.
    Lo que me pareció, después de leer el texto, es la idea de que hay distintas dimensiones de lo real. Que lo ficcional para una dimensión, puede convertirse en real en otra dimensión. De ahí que el Howell que Ruth se encuentra en la calle, no sea un actor actuando de Howell, sino que es el mismísimo Howell, que ya no es ficción sino realidad. No tenía peluca, era su pelo.
    He ahí que con lo que me quedo, subjetivamente, es con la reflexión de la relatividad de la realidad.
    Abrazo de gol!

  11. Acerca de Peter Brook: “Querían producir cultura, conformar un grupo de experimentación que sirviera de fermento para otros grupos más amplios. Buscaban aquello que otorga vida a una forma de cultura, lo que está detrás de la cultura misma, pára lo que consideraba que el actor necesitaba apartarse de los estereotipos de su propia cultura, trabajando al margen de los sistemas básicos de comunicación compartidos basados en palabras compartidas, códigos, habitos culturales.

    Buscaban destruir los estereotipos para llegar a formas de expresión en las que el comportamiento del actor sea totalmente impredecible. No se trataba de una síntesis de los intercambios sino del contraste y la diversidad que conduce a la aparición de una creación completamente nueva, donde cada actor mantiene su identidad mientras se mezcla con otros y participa de una creación conjunta enteramente propia y nueva. Creatividad colectiva que, de ser sincera, podría ser percibida por cualquier espectador, una diversidad que sea espejo del público.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: